Si de pronto sientes que tu espacio ya no refleja tu personalidad o quieres hacer un cambio drástico en tu vida, nada mejor que re-decorar, puede ser bastante fácil si sigues nuestros consejos.

Solo tienes que seguir estos prácticos consejos.

1

Haz una paleta de colores y apégate a ella. No importa tu presupuesto, es importante que todos los elementos vayan bien entre si, escoge dos o tres imágenes que te gusten, que tengan texturas o colores en común. Aquí lo importante es que no escojas imágenes de espacios de una casa y que no sean de arquitectura, sino un paisaje que te inspire, una obra de arte o un postre delicioso, no pienses mucho, si te gusta y te inspira, es la imagen ideal.

2

Cambia de lugar el mobiliario, nada más fácil que mover de lugar el sofá, !Atrévete a romper el esquema típico, inventa nuevos acomodos, crea tus propias reglas! si en este reordenamiento algo ya no queda bien o simplemente no cabe, no tengas miedo a deshacerte de él, seguro a alguien más le servirá.

3

Ahora que tienes todo acomodado diferente, observa tu paleta de colores, seguro tus muebles no serán de estos colores, pero no te preocupes, tu sofá por ejemplo; se puede adaptar muy fácilmente con una cobija linda que tenga los colores de la paleta. Algunos muebles de madera solo necesitan un poco de pintura, recuerda lijarlos antes de pintar para que el color sea uniforme.

4

¡Es momento de buscar accesorios! Descarga tu paleta de colores en tu celular para tenerla a la mano y no salirte del esquema de tonalidades. Ve a algún bazar de antigüedades o tienda de mobiliario de segunda mano, siempre hay algo esperando a ser rescatado que puede ser el centro de tu espacio. Piensa en algo que pueda ir sobre la mesa o colgado en la pared, doble punto si además de ser decorativo tiene alguna función, como una charola o bowl.

5

El arte es súper importante al darle personalidad a un espacio, puedes ir a una librería de libros usados y buscar alguna revista o libro, muchas veces tienen ilustraciones lindísimas que sólo necesitas enmarcar para darle este toque extra a tu sala. Por ejemplo: puedes buscar un libro de botánica, de cuentos para niños o de moda de los 50´s, ¡Lo que se te ocurra!

6

!Últimos detalles! Nada como un esponjoso tapete, pero claro, todos sabemos lo caros que pueden llegar a ser…así que te proponemos dos opciones, un lindo petate tejido de palma o puedes conseguir varios tapetes pequeños y hacer un collage, por supuesto siempre siguiendo tu paleta de colores.

7

Si todavía te queda energía para seguir re-decorando busca unas lindas plantitas, si sales mucho de la ciudad y temes que mueran de deshidratación, piensa en comprar cactus o suculentas, algunas incluso ayudan a purificar el aire de tu sala. aquí puedes encontrar como saber que plantas escoger:

Si de plano te estás abrumando mucho con tantas opciones: